Un amplio bloque europeo reconoce a Guaidó

Un amplio bloque europeo reconoce a Guaidó

130
Compartir

Tocando de Primeira

La política exterior de la UE siempre roza el funambulismo. Y en la era Trump los equilibrios son más arriesgados que nunca. Tal y como habían advertido a Nicolás Maduro, la mayoría de los socios del club europeo (19 de 28) respaldaron este lunes a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela con la legitimidad necesaria para convocar las elecciones presidenciales a las que se resiste el cuestionado líder chavista. Pero al mismo tiempo, los países europeos perfilan una posición diferente de la Administración Trump, al promover junto a algunos países latinoamericanos un grupo de contacto para dialogar.

La UE ha delimitado el margen de maniobra de Guaidó, cuya interlocución con Bruselas dependerá de su voluntad para encabezar una transición hacia una plena democracia en Venezuela.

Tocando de Primeira

La Alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, sigue viendo, además, una oportunidad para la salida dialogada de la crisis. Y este jueves se celebrará en Montevideo la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto impulsado por la UE para facilitar “una solución democrática y pacífica a la crisis de Venezuela, y enfatizo, las dos cosas, democrática y pacífica”, señaló Mogherini este lunes. El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, también marcó distancias con la estrategia del presidente de EE UU, Donald Trump, quien no descarta una intervención militar para desbancar a Maduro. “En ningún caso”, aseguró Borrell en Bruselas, se apoyaría una solución armada. La carambola permite a Europa distanciarse del reconocimiento incondicional que cursó EE UU tan pronto como Guaidó aprovechó su presidencia de la Asamblea Nacional para proclamarse el 23 de enero como presidente interino.

Y el equilibrismo europeo ha logrado, de paso, encajar las diferentes sensibilidades de los 28 socios, con unos pronunciamientos que han oscilado entre el reconocimiento a Guaidó al mero apoyo o, incluso, al silencio más o menos proclive a Maduro de algunos socios.

Las divergencias entre los miembros de la UE han impedido a Mogherini la emisión de un comunicado respaldando la ofensiva diplomática contra el régimen bolivariano. Varios países, con Italia al frente, se negaron a secundar ese texto, que requiere la aprobación por unanimidad.

Pero el grueso de la UE se ha decantado con claridad por el aislamiento internacional de Maduro. A media tarde del lunes, 19 países de la UE (España, Portugal, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Francia, Hungría, Austria, Finlandia, Bélgica, Luxemburgo, República Checa, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Suecia y Croacia) confirmaban en un comunicado conjunto que “reconocen y apoyan a Guaidó (…) a fin de que convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas”.

Al margen quedaron, por diversos motivos, Italia, Grecia, Rumania (país que ocupa la presidencia semestral de la UE), Bulgaria, Irlanda, Eslovaquia, Chipre y Malta. En el caso más significativo, el de Italia, el gobierno de coalición se encuentra dividido, con 5 Estrellas en contra del reconocimiento y Liga a favor. El presidente de la República, Sergio Mattarella, pidió un alineamiento con la posición europea, pero el requerimiento no fue atendido. Eslovenia anunció su intención de reconocer a Guaidó, pero anoche no lo había formalizado todavía.

Pero la resistencia de Italia no ha impedido que los principales socios europeos, con España a la cabeza, ejecutaran el ultimátum de reconocer a Guaidó como presidente interino si Nicolás Maduro no convocaba elecciones en ocho días, un plazo que expiró en la noche del domingo.

La riada de reconocimientos europeos llegó desde todas las esquinas del continente e incluyó a gobiernos de derecha (Letonia), izquierda (Portugal) o liberales (Holanda), y a capitales euroentusiastas (Berlín y París) y euroescépticas (Londres, Varsovia, o Praga).

Incluso los países más reacios a secundar la apertura hacia Guaidó, como Austria o Hungría, se sumaron en el último momento. Y a lo largo del lunes hasta 19 de los 28 socios han reconocido, apoyado o aceptado la legitimidad de Guaidó para asumir la convocatoria de unos nuevos comicios.

La cascada siguió prácticamente la misma secuencia que el ultimátum del 26 de enero. El detonante fue una comparecencia del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a las 10 de la mañana en Madrid. Y partir del espaldarazo español a Guaidó, las reacciones se sucedieron en la mayoría de las capitales europeas, casi todas ellas por Twitter, el canal predilecto de comunicación de Trump.

“Francia reconoce a Guaidó como presidente encargado para implementar un proceso electoral”, señaló en un tuit el presidente de Francia, Emmanuel Macron. “Los venezolanos tienen derecho a expresarse libre y democráticamente”, subrayó el presidente, informa Silvia Ayuso.

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, se sumó poco después de las diez de la mañana de este lunes, también vía Twitter. “Nicolás Maduro no ha convocado elecciones presidenciales en el límite de ocho días que establecimos. Reino Unido, en consonancia con sus aliados europeos, reconoce ahora a @jguaido como presidente constitucional interino hasta que se celebren unas elecciones legítimas”, escribió Hunt, informa Rafa de Miguel.

Maduro respondió a las ráfagas europeas con su habitual retórica antiimperialista y amenazó a Europa con revisar “integralmente” las relaciones bilaterales con los Gobiernos que han reconocido a Guaidó, informa Francesco Manetto. El ataque más duro lo dirigió contra Sánchez, al que descalificó como “pelele que se puso al servicio de la política guerrerista de Donald Trump”.

https://elpais.com

Tocando de Primeira

DEJA UNA RESPUESTA

dieciseis + tres =