Europa y EE UU movilizan tres billones de euros contra el virus