México declara la emergencia sanitaria y la suspensión de actividades hasta el 30 de abril